5 usos social media en política

Los social media en política son clave en cualquier campaña electoral. Ahora que Estados Unidos vuelve a vivir unas elecciones presidenciales, recordamos el éxito de Obama en 2008 gracias a los social media. Fue la mayor y mejor campaña en las redes sociales que se había visto. Obama y su equipo supieron aprovechar todo el potencial que los social media les brindaban. Y es que los social media en política ya no son una mera herramienta, sino que se han convertido en una fuerza transformadora y la campaña electoral demócrata en 2008 fue un ejemplo.

Se hizo un buen uso de las redes sociales, no siendo simplemente un megáfono donde poder ir informando, sino una herramienta de comunicación bidireccional donde el partido explicaba y a la vez tenía una escucha activa de la ciudadanía. Como en cualquier estrategia de marketing online, el partido demócrata tenía claros unos objetivos y desplegó un arsenal de herramientas online para poder conseguir esos objetivos. Hizo que las personas partidarias de Obama se sintieran partícipes y que formaran parte de la campaña electoral. Les tendió guiones y acreditaciones para que pudieran compartir el mensaje del partido. A su vez, permitía que las personas que se registraran en la “comunidad” generada en su web, pudieran contar sus vivencias e historias, y las mismas luego eran usadas por el equipo de Obama para generar los mítines y debates. De esta manera, las personas se veían reflejadas y más cercanas al mensaje de Obama. Les hacía sentirse un poco más importantes.

Las herramientas social media clave en la campaña de Obama fueron una web convertida en red social, llamada My.BarackObama.com (que ahora redirige a su web oficial) y un blog. El resto de redes sociales como Twitter, Facebook o YouTube, le ayudaron a poder difundir su mensaje y recoger opiniones e historias apuntando todas hacia la web y el blog.

Es por eso que aglutinamos, según la campaña de Obama, 5 usos de los social media en política que pueden mejorar una campaña electoral:

Web

Una web participativa donde tenga cabida la ciudadanía, creándose un registro de usuarios y que puedan formar parte de la campaña electoral será vital para poder construir un mensaje para y por la ciudadanía. Una web bidireccional, donde aparte de mostrar el mensaje del partido, se pueda escuchar al electorado, sus inquietudes y sus ideas.

Blog

El blog nos permite generar contenido de la campaña y poder compartirlo periódicamente en las principales redes sociales. Generar entradas según las preocupaciones del electorado, sobre temas y puntos tratados en el programa electoral. Generarán además un engagement con el público lector que podrá leerlo, comentarlo y compartirlo. Algunas de estas entradas pueden ser dudas o inquietudes que muestren los ciudadanos.

Facebook y Twitter

Redes como Facebook y Twitter nos permiten difundir el mensaje y poder enfocar al electorado hacia el blog y la web. Además, gracias a los comentarios generados en Facebook se puede generar un diálogo entre partido político y ciudadanía. Una escucha activa será primordial en este tipo de redes. Twitter es la herramienta clave de la inmediatez. Nos permite dar respuesta inmediata a nuevos sucesos o comentarios de la oposición. En una campaña tradicional, tendríamos que hacer uso de los medios convencionales como radio, prensa o televisión y encontrar un espacio. En muchas ocasiones se dejaría sin responder ese mensaje. Con Twitter, es muy sencillo estudiar una respuesta y lanzarla inmediatamente.

Mailing

Que las personas interesadas se puedan suscribir a un listado de mailing con noticias del partido es fundamental. Pero además si lo hacemos de una manera personalizada y compartiendo otros aspectos que no sean simplemente los de la campaña, sino otros como el agradecimiento por su apoyo y por su esfuerzo. Estas acciones crearán una relación más cercana y de más confianza entre partido y ciudadanía.

YouTube

YouTube es una de las plataformas más usadas actualmente. Un vídeo siempre es mejor que la lectura de largos documentos y es por eso que lo audiovisual es más fácil de “consumir”. Un vídeo sintético de la campaña electoral y con la presencia de apoyos, puede ser más fácil de compartir con el electorado. Y si no, recordemos el famoso “Yes, We Can” de Obama.

También se pueden compartir otros vídeos como mítines y actos del partido a los que no todo el electorado puede asistir, ni puede hacerse una idea con las cuatro frases que oye en los medios de comunicación. YouTube será la herramienta ideal para esos casos.

Estos son algunos de los usos que se dieron de los social media en política en el caso del partido demócrata en las elecciones de 2008. En cambio hoy, el uso de los social media en política puede que sea más normal, pero no por eso podemos afirmar que se use correctamente, o que se le saque todo el potencial, el contexto es diferente:

– Existen más personas usuarias de redes sociales

– Han surgido nuevas herramientas social media

– Ya no se tiene el factor sorpresa con el que jugó Obama en 2008

Con lo que también es interesante mirar qué uso podemos tener de otras herramientas como Pinterest, Foursquare, Instagram o incluso Spotify, como se está viendo en las elecciones presidenciales de Estados Unidos este año, las cuales podremos analizar en otro post.

2 comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *